lunes, 14 de diciembre de 2009

Denuncian atentados contra un movimiento kirchnerista en La Plata y Capital

El fin de semana desconocidos incendiaron un local platense del Movimiento de Unidad Popular (MUP), repleto de mercadería destinada a comedores de todo el país. Horas antes la organización había sufrido un primer ataque en una sede del barrio porteño de San Cristóbal.
Mediante un comunicado, el Movimiento de Unidad Popular (MUP) de la provincia de Buenos Aires señaló que en la madrugada del domingo “desconocidos iniciaron un incendio en el local de calle 43 entre 4 y 5 de la ciudad de La Plata”.

El fuego fue contenido por dos dotaciones de bomberos pero produjo la quema total de alimentos destinados a comedores comunitarios de todo el país, herramientas de trabajo de cooperativas de construcción y materiales de información.

“En el análisis de los posibles motivos y autores, no se descarta ninguna hipótesis dado el variopinto de los que hoy tributan a las políticas anti populares y que no hacen más que atacar a las organizaciones sociales y al Gobierno Nacional de Cristina Fernández”, indicó el texto.

“El gorilismo reaccionario hoy se envalentona con la cobertura y el posicionamiento que les otorgan los medios monopólicos a los personeros del liberalismo y la dictadura, que pretenden deshacer los logros de justicia social e independencia alcanzados hasta el momento y evitar la marcha sin pausa de su profundización”, agregó.

El día anterior, pero en el barrio porteño de San Cristóbal, otra sede del movimiento fue atacada. En la madrugada de sábado, “cuatro personas bajaron de un auto y rompieron toda la vidriera y se fueron sin robar nada”, comentó a Política&MediosDarío Arguello, coordinador General en Capital.

“No es casualidad que después de las amenazas a Cristina suceda esto. Es algo contra nosotros y lo sentimos como un atentado. Antes era un remisería, y cuando le pusimos afiches y color político, lo rompieron todo”, agregó.










1 comentario:

MONA dijo...

La fuerza es el derecho de las bestias. Lamento lo sucedido. Y temo las intimidaciones que le realizaron a nuestra presidenta. Más, cuando no veo fuertes rechazos de la oposición, tan republicana, y declamadora de "consensos".
Saludos